QUIENES SOMOS

La Red de Empresarias de Nicaragua, REN, es una organización sin fines de lucro, apolítica y no religiosa conformada por empresarias u organizaciones que apoyan o agrupan empresarias.

La REN surge en el 2009 como un proyecto conformándose legalmente en el 2010.  En agosto 2013 la Asamblea Nacional de Nicaragua le otorga Personería Jurídica y posteriormente es inscrita por el Ministerio de Gobernación como organización nacional sin fines de lucro.

La REN está integrada por más de trescientas  empresarias individuales y seis organizaciones que trabajan en pro del empoderamiento económico de las mujeres.

La REN viene desde el 2014  liderado la iniciativa de ¨La Agenda de las Empresarias de Nicaragua¨, una agenda de incidencia elaborada en alianza con Voces Vitales, el Congreso Permanente de Mujeres Empresarias, APEN, INDE, ASOMIF y CONIMIPYME. En marzo del 2017, FAGANIC se une a la iniciativa. Esta Agenda tiene como fin promover medidas que permitan mejorar el ambiente de negocios para las empresas en manos de mujeres.

Socias por sectores

MISIÓN

Somos una plataforma organizativa de Mujeres Empresarias de Nicaragua que trabajamos de forma eficiente y unida, para fortalecer el  crecimiento, la gestión y la dinámica empresarial de las mujeres, su liderazgo personal y colectivo, e incidir  políticamente para incorporar las demandas de las  empresarias en la agenda nacional, en todos los sectores de la sociedad.

VISIÓN

Red de mujeres empresarias de Nicaragua, con presencia nacional y sectorial, más influyente y reconocida en el país, por su contribución al desarrollo y éxito empresarial de sus afiliadas, y a la gestión y aprobación de políticas y programas en instituciones públicas y privadas en favor de las empresarias.

PRINCIPIOS

Los principios o valores que guían la actuación de la REN marcan ciertas pautas y códigos de conducta de la organización como tal, de sus organismos directivos, del personal de apoyo a contratar, y de sus afiliadas.

Principio de Responsabilidad Social Empresarial

El principio de responsabilidad social empresarial es adoptado por REN desde su misión y visión, partiendo de la base que el desarrollo empresarial únicamente logrará su máximo potencial si está fundado sobre prácticas empresarias éticas y justas, tomando en cuenta la salud y el bienestar de sus empleados, buenas prácticas ambientales, respeto por los derechos humanos y medidas de anticorrupción. REN como organización debe ser ejemplo de responsabilidad social empresarial para la implementación de dichas prácticas en las empresas afiliadas.

Principio de Transparencia

La transparencia -entendida como el grado de información y la actitud con la cual se afronta el proceso de la comunicación a las socias – estará influenciada por los valores organizativos, la cultura participativa de la REN, sus afiliadas, el entorno social, etc. La transparencia se refiere a la explicación y comunicación de aspectos organizativos como la razón de ser, los valores, los resultados, actividades y su impacto, la financiación, las políticas de gestión y desarrollo de las afiliadas, la visión, las políticas de comunicación, entre otros.

Principio de Equidad de Género

Se refiere a medidas para corregir las desigualdades que privan entre los géneros y que limitan la igualdad de oportunidades para las mujeres empresarias. Es una medida de justicia concretada en acciones afirmativas  para corregir las desigualdades originadas por razones de género, clase, origen étnico, condición etaria o cualquier otro factor. Se debe aplicar análisis de género en todas las acciones para identificar cuáles son los mandatos de género que impiden a las mujeres empresarias competir en el mundo de los negocios, en igualdad de condiciones con las empresas propiedad de los hombres, y tomar medidas para superar las limitaciones y brechas que han producido desigualdad de oportunidades en el ejercicio de los derechos y de beneficios. 

Principio de Empoderamiento

Principio basado en un concepto multidimensional asociado a la capacidad de una persona para tomar decisiones autónomas y exigir el cumplimiento de derechos y, por otra, a la libertad de actuar.  Es un proceso en forma de movimiento gradual hacia adelante, que tiene como finalidad que las personas tomen conciencia de sus propios derechos, capacidades e intereses, y de cómo éstos se relacionan con los intereses de otras personas con el fin de participar, desde una posición más sólida, en la toma de decisiones y estar en condiciones de influir en ellas. Desde un enfoque de género, empoderarse significa aumentar a) la capacidad de demanda del ejercicio de sus derechos, y de representación social y b) el poder de decisión de las mujeres sobre los recursos y las decisiones que afectan su vida.

Se habla de tres dimensiones esenciales del empoderamiento: a) Personal: vinculada al desarrollo del poder personal, la autoconfianza, autonomía y capacidad para desarticular internamente los patrones de subordinación; b) Interpersonal o de las relaciones con otras personas: en la cual el empoderamiento se vincula a desarrollar capacidad de influir o formar parte de las decisiones que afectan la relación; c) Colectiva: Dimensión política del empoderamiento que se dirige a grupos para potenciar, en forma interdependiente, el manejo de las situaciones que les afectan y defender colectivamente sus derechos.

Principio de Eficiencia y Corresponsabilidad

El logro de la visión de la REN es una responsabilidad de todas sus afiliadas, y de manera particular de la Juntas Directiva y de Comisiones de Trabajo que se organicen, así como de la Secretaría Ejecutiva y del personal.

El espíritu y trabajo en equipo, la eficiencia en la gestión, la calidad del servicio, la resolución de problemas y propuesta de soluciones, la asertividad en la comunicación y colaboración deben guiar el equipo de trabajo de la REN.